Nivel de dificultad    









Entrenamiento preventivo a través de propiocepción

Posición del cuerpo: El/la deportista se coloca sobre una cuerda, la cual estará extendida a lo largo del campo de manera irregular. Delante del/de la deportista se coloca el/la entrenador/a con un balón el cual se lo irá lanzando al/a la jugador/a mientras avanza sobre la cuerda con equilibrio.

Ejecución del ejercicio: El/la deportista irá avanzando sobre la cuerda de manera muy controlada, el/la entrenador o compañero/a irá lanzándole el balón que tendrá en su haber. El/la jugador/a le irá devolviendo la pelota rematándola. Intentar no salirse de la cuerda durante el ejercicio y no descontrolarse. Intentar mantener la espalda en posición neutra a lo largo del ejercicio.

Músculos implicados: Los agonistas principales encargados de la estabilidad del tobillo son el soleo, tibial anterior, músculos peroneos (largo y corto), extensor largo de  los dedos, músculo flexor largo del dedo gordo, flexor largo de los dedos y gastrocnemios, en función de hacia donde se desplace el centro de gravedad del cuerpo sobre la superficie inestable. Como secundarios nos encontramos al glúteo el cual estabilizará la cadera durante la ejecución del ejercicio.

Dejar respuesta