lkasnd
Allá donde el sol resplandece majestuoso, donde la luna deslumbra engalanada cada noche. Donde el color de una negra piel, contrasta con el brillo de unos ojos rebosantes de ilusión, con el destello de una sonrisa, reflejo de la esperanza.

África, la tierra madre de Diaby, un nombre que, probablemente no te resulte familiar, pero que difícilmente podrás olvidar cuando hayas finalizado esta lectura.lkasnd

Este joven africano (véase en la foto) nace en Costa de Marfil hace 20 años. Cuando tan solo tenía ocho, emigra hasta Malí huyendo de la guerra que azotaba su país natal. Una guerra que se llevó la vida de su padre, como la de tantos costamarfileños. Una guerra que le separó de su madre y sus dos hermanas, a las que tuvo que dejar atrás cuando emigró hacia su nuevo país de acogida, Mali. Una madre y unas hermanas a las que sigue cuando logra reunir algo de dinero.

Actualmente, Diaby está felizmente casado y hace tres meses tuvo a su primer hijo.

La historia de este luchador de corazón incansable está estrechamente ligada al deporte, a un deporte, al rey de reyes, al futbol.

De pequeño, Diaby soñaba con ser futbolista; le comparaban con Marcos Senna (futbolista hispano-brasileño, ex del Villarreal e internacional absoluto con la Selección Española de Fútbol).

Pero en categoría juvenil, Diaby decide colgar las botas y colocarse el mono de trabajo. Había descubierto que su verdadero sueño era ayudar a aquellos que desprenden inocencia, aquellos que18076498_798108800356035_1325903056914492428_o derrochan ilusión, a que tuviesen la oportunidad de cumplir los suyos. Había descubierto que su lugar estaba detrás de la cal, ejerciendo el papel de entrenador de fútbol base.

Diaby comenzó a entrenar a los niños del Centro “Saidu Diarra” (Mali) en el año 2012. En aquel entonces, el centro tenía únicamente dos categorías, Alevín e Infantil. Pero gracias a su trabajo y dedicación, actualmente, el centro cuenta con 5 categorías.

Diaby vive de manera muy humilde. Mantiene a su familia con el escaso beneficio económico que obtiene en su profesión de entrenador, el suficiente para seguir avanzando por ese abrupto sendero que le conduce hacia su ansiada meta. Y es que Diaby nunca ha dejado de creer en su sueño, el sueño de una cantera donde los niños de Mali puedan practicar el fútbol en unas instalaciones decentes, donde puedan estudiar y prosperar en la vida.




A través de las redes sociales, su voz se ha hecho eco en nuestro país y han sido muchos los que se han interesado por su situación. Entre ellos, destaca la figura de Ernesto García, entrenador de porteros de la UD Las Palmas, quién decide desplazarse hasta Mali para conocer a Diabylaksnd y compartir una jornada de entrenamientos desde dentro, ofreciéndole al técnico africano su ayuda desinteresada y mostrando compromiso con la causa.

A través de las redes sociales, ha querido mostrar al mundo que la pasión y la dedicación son las herramientas con las que un técnico, que carece de recursos materiales, ha trabajado en el cometido de formar a sus precoces pupilos.

(Véase en este vídeo cómo trabaja Diaby con la ayuda de Ernesto García)

Ernesto se ha convertido en todo un ídolo para Diaby, quien lo considera su mayor referente.

Del mismo modo, se produce el primer contacto de Diaby con nosotros, en forma de mensaje de agradecimiento a quienes gestionan esta web por facilitar entrenamientos de los que éste podía hacer uso en su ejercicio de formación de jóvenes futbolistas.

En ningún momento Diaby nos pide ayuda, no obstante desde aquí quisimos conocer su ya mencionada historia y posteriormente nos ofrecimos a poner un ladrillo más en la construcción de su proyecto deportivo.

Desde este sitio web queremos arrimar el hombro, poner nuestro granito de arena, por ello queremos difundir esta historia, la historia de Diaby. La historia de un joven que decidió creer, la historia de un creyente que decidió actuar.

Y es que cuando el reto es la educación y la 887583_525951284218649_6976368636716456686_oformación de personas a través del fútbol, merece la pena arriesgar, merece la pena tenderle la mano a alguien que quiere llevar por bandera la idea de que con pocos recursos, se pueden hacer grandes cosas y plasmar dicha idea en una realidad, su realidad.

Gracias a su trabajo incansable, su sueño comienza a quedar atrás y su cima, su ansiada realidad, queda más cerca. El sueño de fundir deporte y educación para crear una base sólida por la que sus pequeños puedan transcurrir, se manifiesta en un proyecto que, desde la humildad, ambiciona llegar a crear un complejo donde las aulas y las instalaciones deportivas garanticen la educación, así como la práctica del fútbol de un amplio sector de la población infantil de su lugar de residencia en Mali.

Educación y Deporte son, por tanto, los cimientos sobre los que este obrero pretende edificar su obra social.

Si quieres colaborar con esta causa, si quieres poner un ladrillo que ayude a levantar este sueño, si quieres ayudar a Diaby y a los suyos; puedes contactar con nosotros, donde se te facilitará toda la información que necesitas para poder hacerlo.alsknd

Porque dicen que un hombre con una idea nueva es un loco, hasta que la idea se materializa. Porque dicen que no hay casos imposibles, sino personas incapaces.

Porque dicen que el amor mueve el mundo, y tú, Diaby, has conseguido mover al mundo gracias al amor que manifiestas a este deporte, ese amor que brindas cada día a unos pequeños que esbozan sonrisas en sus rostros cuando el balón comienza a rodar.

Gracias Diaby, gracias de corazón, por recordarnos que la magia del fútbol radica en dibujar sueños, en construir personas.


Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/35/d633956198/htdocs/clickandbuilds/Entrenamientosdefutbol/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 353

Dejar respuesta